Diseño de interiores: ¿qué significado tienen los colores y cómo se combinan?

Uso del color en diseño de interiores

En el diseño de interiores todo habla, sobre todo los colores.

Dependiendo de los colores que se usen, se tendrán espacios más alegres o más relajados.

Por ello, es importante conocer su significado para usarlos en tu beneficio cuando diseñes el interior de tu hogar.

Para entenderlo de un modo sencillo, podemos dividirlo en 3 tipos: cálidos, fríos y neutros.

Los cálidos alegran y activan, los fríos nos sirven para concentrarnos y relajarnos, y los neutros, actúan como tal, unificando y dando más luz y amplitud al espacio.

¡Conozcámoslos detenidamente!

Las gamas de colores en el diseño de interiores

Colores cálidos

Rojo, naranja y amarillo son a los que nos referimos. Todos son tonos que dan energía, por lo que se suelen usar en las zonas comunes más sociales, como el salón y la cocina.

Lo recomendable es usar los tonos menos saturados, sobre todo con el rojo, ya que son colores que pueden llegar a agobiar.

Si quieres usar los tonos más saturados en tu diseño de interior, puedes incorporarlo en pequeños objetos, de este modo no agobiarán.

El amarillo se relaciona con algo atrevido y viene bien para las habitaciones con poca luz, el naranja da mucha energía y se dice del rojo que estimula el apetito, por lo que se podrían poner algún toque en la cocina.

Colores fríos

Azul, violeta y verde.

Estos colores aportan diferentes sensaciones desde la relajación y la calma, hasta la concentración para realizar alguna tarea e incluso ayudan con el estrés.

Por ello en diseño de interiores suelen usarse en despachos, zonas de estudio y dormitorios.

Te puede interesar: 5+1 Claves para diseñar una zona de estudio en casa.

El azul es el frío por excelencia.

Lo mejor es mezclarlo con otros colores porque un exceso de éste puede transmitir tristeza.

Al violeta le sucede como al azul pero en mayor grado, transmite melancolía por ello cuando se emplea en decoración, suele mezclarse con rojo.

El verde aporta frescura y equilibrio debido a que es mezcla de color cálido y frío, y nos recuerda a la naturaleza.

Este color es una gran elección, sobre todo si añades plantas.

Colores neutros

Colores sencillos como el blanco, el negro, el marrón, el beige, el gris…. Combinan muy bien con cualquier color, sea frío o cálido.

Te puede interesar: Cómo decorar casas pequeñas.

Estos tonos transmiten paz, amplitud y luminosidad, por ello muchos diseñadores crean sus diseños únicamente centrándose en ellos o usándolos como unión entre los diferentes tonos.

¿Y cómo combinamos estos colores en el diseño de interior?

Las formas más usadas de combinar colores en el diseño de interiores

  • Decoración monocromática: consiste en escoger un color y usarlo en diferentes tonalidades, como verde hierba, pastel, esmeralda…
  • Decoración con análogos: escoger colores similares que estén al lado o cerca del círculo cromático, esto crea armonía.
  • Decoración con complementarios: el color complementario es el color que está justo enfrente en el círculo cromático, como el verde y el rojo. Los diseñadores lo suelen usar en tonos menos saturados para conseguir que complementen mejor y un color suele destacar sobre el otro.

Hay muchas más formas posibles de combinar los colores, y contar con profesionales te facilitará la tarea, acertando seguro.

Desde DmasC Arquitectos ofrecemos un servicio de decoración y diseño de interiores, para sacarle todo el partido posible a tu vivienda.

¡Queremos ayudarte a crear el diseño de interior que necesitas!