5 pasos para reformar un negocio con éxito

Reforma de local comercial en Madrid

Hay negocios tradicionales que necesitan una reforma.

Sin embargo, en muchos casos los dueños no saben si dar el paso por miedo a perder la esencia o a que sus clientes de toda la vida piensen que ese cambio de imagen se debe a que ahora lo lleva otra persona.

Por este motivo, en DmasC Arquitectos queremos contarte cómo reformar un negocio con éxito; para que todo vaya mucho mejor después de la gran apertura.

5 pasos para reformar un negocio con éxito

Antes de reformar un negocio debemos tener claro qué queremos conseguir y cómo lo vamos a hacer.

Para ello, es fundamental conocer unos datos y unas ciertas claves comunes para cualquier actividad que requiera de un local cara al público. Son las siguientes:

1-Identidad

Una reforma no puede hacer que perdamos la identidad que tanto esfuerzo, tiempo y trabajo nos costó conseguir.

Por este motivo, debemos seguir manteniendo los valores, la filosofía y todo lo que ha caracterizado siempre a la empresa.

Nadie mejor que el dueño conoce la identidad de tu negocio; y es importante que no se pierda nunca.

Por lo lo que el proyecto de arquitectura e interiorismo deberá conocer su esencia para que la reforma sea la adecuada.

2-Atraer al cliente

La fachada debe ser atractiva e invitar a entrar.

Una estrategia que funciona pasa por difuminar y casi eliminar el escaparate; para que no sea una gran barrera entre el negocio y el cliente.

Relacionado: Por qué reformar un local te hará ganar dinero.

Otra estrategia pasa por crear una fachada atractiva, en la que no se intuya lo que hay en el interior (lo utilizan marcas muy caras). En base a tu tipo de negocio, opta por una o por otra.

3- Buena atención al cliente y profesionalidad

Para que una reforma tenga éxito es fundamental que siga existiendo un buen servicio de atención al cliente y profesionalidad.

Por lo que la empresa que realice la reforma deberá tener en cuenta estos pilares para el diseño; y no poner barreras ni dificultar la cercanía entre el dueño y el cliente que llega al negocio.

Para que los clientes de siempre se adapten lo antes posible a la nueva imagen.

4- Consistencia

Se puede reformar un negocio manteniendo la consistencia.

Para ello, es importante apostar por materiales de alta durabilidad pero también que supongan un escaso mantenimiento.

Relacionado: Conoce la normativa sobre locales en Madrid.

Si cambias cada dos por tres tu imagen podrías volver un poco loco al cliente y generar incertidumbre. Menos es más. Opta siempre por calidad.

Además, a la larga supone un ahorro económico.

5- Calidez y buenas sensaciones

La reforma del local debe aportar al negocio calidez, cercanía y buenas sensaciones; ya que son aspectos que cada vez demandan más clientes cuando van a comprar, por el hecho de sentirse cómodos cuando visitan una tienda.

Es lo que se conoce como marketing de sensaciones.

Si tienes en cuenta estos aspectos y los comunicas al arquitecto, la reforma de tu negocio será un éxito y no perderás la esencia ni por un instante.

El cambio será para mejor, ¡siempre para mejor!