DmasC Arquitectos

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

Errores habituales en una reforma integral

Rate this post

Si estás pensando en hacer una reforma en tu casa y quieres que el resultado final sea tal y como siempre has soñado, es fundamental evitar algunos de los errores más comunes que se cometen en estos momentos. Y es que, hacer una reforma integral es prácticamente imposible.

De hecho, pocos testimonios califican esta experiencia como algo positivo. Frente a ellos, aparecen infinidad de anécdotas referentes a las pésimas decisiones tomadas durante la ejecución de la obra. Por ello, desde Dmasc Arquitectos te vamos a hablar sobre algunos de los fallos más frecuentes para intentar evitarlos en tu próxima reforma integral.

Ahora bien, si necesitas inspiración para reformar tu casa en el siguiente enlace podrás encontrar un artículo con 6 cosas para modificar en tu vivienda.

Errores habituales en una reforma integral

1.  No ajustarse al presupuesto

El error más común de todos a la hora de realizar una reforma integral es el de no tener en cuenta hasta el más mínimo gasto. Es fundamental considerar desde las partidas más grandes hasta las más insignificantes como pueden ser las bombillas de las lámparas.

De igual forma, es muy habitual aceptar modificaciones sobre el presupuesto original sin haber concretado el dinero que ello va a conllevar. Suelen ser pequeños cambios pero que si se van sumando, consiguen multiplicar el importe inicial.

2.  No contar con imprevistos que, casi con seguridad, suceden

Uno de los imprevistos más comunes con los que es posible encontrarse al realizar una reforma integral, concretamente en viviendas antiguas, son los desniveles en las paredes y en los techos.

Asimismo, es necesario predecir unas tuberías que se pueden romper cuando se cambian los azulejos. De hecho, más vale prevenir que curar e invertir entre un 10% y un 20% más en el presupuesto, ya que te permitirá descansar mejor durante todo el proceso.

3.  No contar con un buen arquitecto

Este es uno de los peores fallos que puedes cometer si no quieres que la reforma integral de tu vivienda se convierta en una auténtica pesadilla. Aunque muchas personas piensan que los arquitectos tienen unos honorarios muy caros y que contratar uno va a suponer un aumento importante en el presupuesto, lo cierto es que no es así.

Con la ayuda de un buen arquitecto, obtendrás que todo el hogar que siempre has soñado se haga realidad sin asuntos inesperados.

4.  No avisar a tus vecinos

Las obras no agradan a nadie, y menos si se hacen en una comunidad de vecinos. Para prevenir problemas mayores durante una reforma integral, es necesario considerar algunas medidas legales y tener en cuenta otras éticas y morales. Por ejemplo, debes contar con los permisos necesarios para poder hacer la obra. En principio, no tienes que tener la autorización de la comunidad siempre que la reforma no altere la seguridad o la estructura del edificio.

Lo que sí es aconsejable es hablar con el administrador o presidente para informarle sobre tu proyecto. Sin duda, una forma amigable de empezar la reforma y que te evitará problemas.

Respecto a la convivencia, es necesario que se cumplan los horarios de ejecución de obras para evitar molestias causadas por los ruidos. De esta forma, los trabajos de cualquier reforma integral solamente se podrán hacer desde las 8 de la mañana hasta las 20 horas de la noche y en días laborables. El incumplimiento de dichos horarios puede acarrear quejas por parte de los vecinos.

5.  No contar con la actual distribución

En el momento en que se cambia la distribución de la casa al llevar a cabo una reforma integral, se pueden ver afectadas las instalaciones de las mismas, tales como el suministro de agua, de ventilación o del gas. No todos los espacios sirven para la evacuación correcta de los humos de combustión. De igual manera, tampoco puede sacarse un baño del lugar en el que se encuentra. Por ello, es tan importante estudiar muy bien cada uno de los aspectos.

Si se trata de una casa antigua, es muy habitual que haya un muro de carga con algún pilar o con vigas de madera. Todo el mundo piensa que se pueden tirar sin problema durante una reforma integral, cuando en realidad son normalmente los que dan resistencia a la casa. Si es necesario hacerlo, el proyecto pasará a ser una obra mayor y resultará obligatorio contratar a un arquitecto.

Con la cocina va a ocurrir lo mismo. Es cierto que cuando realices una reforma integral la podrás colocar donde quieras, ya que los desagües podrán ir hasta la bajante principal por el suelo. Lo único con lo que hay que tener cuidado es a la hora de tirar cualquier cosa por ella para que no se atasque.

La salida de humo de las campanas extractoras también puede suponer un problema. Para solucionarlo se puede recurrir a diversas opciones. Por ejemplo, con la colocación de una campana de recirculación, que no necesita una salida de humos.

El baño es otro tema, puesto que se encuentra marcado por la distancia a la que esté de la bajante principal. Un inodoro no va a poder estar a más de 1.5 metros de distancia. Además, para que funcione de forma correcta, debe tener una pendiente ligera con el objetivo de que no se queden estancados los residuos.

La calefacción central se puede cambiar sin ningún problema durante una reforma integral, eso sí, dependiendo de la época del año. Cuando la misma se lleva a cabo cuando está encendida, se debe de pedir permiso a la comunidad para que en un día en concreto y a una hora determinada se pueda vaciar el circuito.

6.  No escoger los materiales adecuados

Todas las casas son diferentes y tienen unas características distintas. En base a ello debes usar unos materiales u otros para la reforma integral. Por ello, tienes que saber qué componentes van a ir bien en cada una de las habitaciones. En el suelo es fundamental que el material utilizado tenga durabilidad y que pueda limpiarse y mantenerse perfectamente a lo largo del tiempo.

Igualmente influye su posible reciclado, así como el precio y la facilidad de su colocación. Antes de escogerlo, es fundamental que tengas muy claro que es lo que quieres conseguir con un nuevo suelo. Más luz, comodidad, modernidad…Si sabes lo que buscas, te va a resultar más fácil acertar con las tonalidades y el material.

Si estás pensando en realizar una reforma integral en tu vivienda y no quieres cometer ninguno de estos errores o fallos ponte en contacto con nosotros. Desde Dmasc Arquitectos estaremos encantados de ayudarte a hacer tus deseos realidad.

Si estás interesado en saber más sobre reformas, en el siguiente enlace te dejamos un artículo sobre las reformas más peligrosas que no deberías hacer por tu cuenta