Nuevas subvenciones para reformar tu casa

Reforma durante el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 fue presentado y, con él, cambios y nuevas modificaciones en las subvenciones. Este nuevo plan no solo presenta novedades respecto al alquiler y compras de vivienda, también trae consigo nuevos requisitos para reformar una casa.

Y sí, estos nuevos requisitos son más laxos que los anteriores. Sin embargo, no todo vale, y el Gobierno ha decidido enfocar este plan en tres grandes bloques de reformas: accesibilidad, eficiencia energética y seguridad.

Qué novedades trae el Plan de Vivienda para reformar una casa

El nuevo Plan de Vivienda tiene una estrategia obvia por parte del Gobierno: mejorar la tasa de rehabilitación de viviendas.

Por otra parte está que el parque de viviendas está envejecido, ya que buena parte de las mismas tienen más de 40 años.

¿Qué necesito para pedir esta subvención a la reforma?

Para solicitar esta subvención, lo primero es esperar. Aunque se haya lanzado esta línea de ayudas a la reforma, ahora es responsabilidad de las Comunidades Autónomas, sobre quienes recae la competencia, crear todo su marco administrativo. Sin embargo, ya conocemos los requisitos necesarios para solicitar estas subvenciones.

Según el BOE, el plan flexibiliza los requisitos de edad del edificio. Mientras que antes la finca debía estar en pie desde 1981 (o sea, desde hace 37 años), ahora podrán solicitar las ayudas los propietarios de casas levantadas antes de 1996 (las que tienen más de 22 años).

Con la entrada en vigor de este plan también se admitirá más a menudo la solicitud de viviendas unifamiliares o en calidad de segunda vivienda para el 50% de los propietarios de la finca.

Las previsiones arrojadas por el Ministerio de Fomento son que puedan beneficiarse de este plan unas 18 millones de viviendas, frente a las 13’6 millones del plan anterior.

¿Qué cantidad pueden darme y en qué puedo usarla?

Dependerá de varios parámetros como la situación económica del propietario y el tipo de vivienda. En todo caso nunca podrá superar el 40% de los gastos totales de la reforma.

Si el propietario gana al año menos de tres veces el IPREM (que en 2018 suponen  7.519,59 euros anuales en 14 pagas), esta ayuda se ampliaría al 75%.

Esto se dará siempre y cuando se acometan reformas de accesibilidad y en la vivienda resida una persona con discapacidad o mayor de 65 años.

Ahora bien, las reformas tendrán una finalidad concreta. Por un lado, se intentará mejorar la seguridad y accesibilidad de las viviendas.

Así, estarán incluidas tanto medidas de arreglo de fontanería, grietas, ampliación de espacios, etc. También se incluirán los supuestos de construcción de rampas o ascensores, así como la adaptabilidad de una casa para personas con movilidad reducida.

La cuantía máxima a abonar será de 3.000 euros por vivienda en caso de conservación y 8.000 euros en términos de accesibilidad. Esto último podría ampliarse hasta los 17.000 euros en caso de que alguno de los habitantes tenga discapacidad severa.

Eficiencia energética, la asignatura pendiente

España es uno de los países de la UE con la tasa de edificios eficientes más baja. Para suplir esto, el Gobierno ha decidido realizar también una inyección a la reforma en este campo.

El plan contempla reformas de ventanas, calefacción, ventilación, implementación de la cubierta envolvente del edificio… todo aquello que mejore y pulimente la eficiencia energética del edificio, sea una comunidad de viviendas o una casa aislada.

En este caso, la cuantía que aportará el Gobierno vía CCAA tendrá un techo de 12.000 euros por casa unifamiliar y de 8.000 por vivienda en caso de un bloque de pisos.

Aunque esta medida aún no se ha puesto en marcha, desde el Ministerio de Fomento afirman que sobre finales de verano de 2018 se empezarán a recibir solicitudes.

Por eso mismo, lo más recomendable es anticiparse a la salida del plan y plantear las reformas en familia o frente a la comunidad de propietarios. Así se agilizarán muchos procesos y los beneficiarios podrán disfrutar de las ventajas de la reforma mucho antes.