DmasC Arquitectos

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

Piso a reformar: la opción de compra más personal

4.7/5 - (15 votos)
Comprar una vivienda es una opción que cada vez más personas se están planteando. El mercado inmobiliario está en buen momento, y la situación económica general ha mejorado. Sin embargo, comprar un piso es una de las decisiones más complejas que se pueden tomar. En DmasC Arquitectos te proponemos, si estás planteándote comprar una vivienda, que sea un piso a reformar.

En el imaginario colectivo está admitido que comprar un piso a reformar es una aventura destinada al fracaso. Hace años, tal vez sí. Sin embargo, actualmente es una opción muy a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda.

Las ventajas de comprar un piso a reformar

Las reformas son, a primera vista, una de las palabras más aterradoras de nuestro diccionario. El tiempo, los sobrecostes, los quebraderos de cabeza… se nos cae el mundo a los pies cuando hablamos de reformas. ¿Cómo vamos a comprar un piso que, para vivir en él, requiere de una reforma?

El equipo de DmasC, experimentado en cuestiones inmobiliarias, te asegura que a día de hoy es una gran opción. Los pisos que necesitan una reforma están demandados por sus características, además de suponer un ahorro a medio-largo plazo por todos los frentes. Veamos qué ventajas presenta este tipo de viviendas.

El gran ahorro de comprar un piso a reformar

Sí, como lees. Una vivienda que necesita reformas siempre va a ser más barata que otra de nueva planta en el cómputo total. Según los datos facilitados por El Paísuna vivienda nueva tiene el suelo un 20% más caro que una que necesite reforma. Esto supone un ahorro de 36.000 euros de media.

Por otro lado están los gastos de mantenimiento una vez compremos. Mientras que el típico piso de la periferia con piscina y pista de padel necesita que aportes unos 250 euros de comunidad, una finca medianamente antigua tiene unos gastos sensiblemente más reducidos.

Cuanto peor para todos, mejor

Un piso que necesita reformas casi siempre es la mejor opción. Ten en cuenta que tú, como comprador, tienes todas las ventajas sobre el vendedor. La mayoría de pisos a reformar tienen más de 15 años, tiempo suficiente para que sus propietarios hayan fulminado la hipoteca. Esto les permitirá hacer mejores ofertas -cosa que no pasaría con una promotora-, además de negociar.

Recuerda que Madrid es una de las Comunidades con el impuesto de sucesiones más alto de España. Esto hará que algunos vendedores estén deseando enajenar la vivienda para hacer frente a los gastos. O simplemente que no necesiten la vivienda para nada.

La excusa de «es que tengo que hacer reformas y se me va a ir un dinero» también te servirá para rebajar el precio. También es recomendable saber cuánto te va a costar una reforma, por lo que contar de antemano con un equipo de técnicos profesionales puede suponerte una ventaja.

Más personal, más tuyo

Uno de los problemas que muchos encuentran a la hora de comprar un piso nuevo es que es de todo menos personal. El gotelé blanco, la cocina neutra y el suelo de losa blanca con motas sigue presente en el 99% de los pisos nuevos. Sin embargo, al ser un piso a estrenar, la mayoría de personas ni se plantea meter siquiera un bote de pintura. No antes de que pase, como mínimo, un año.

Por otra parte, con un piso a reformar puedes hacer prácticamente lo que quieras desde el principio. Suelo de madera, paredes pintadas, etc. Al necesitar cambios, puedes personalizarlo como quieras y cuanto quieras. Recuerda el ahorro que te supuso comprarlo a reformar; ese dinero puedes invertirlo para hacer de un inmueble algo a lo que llamar hogar.

Reformas en Madrid con diseño de interiores
Una de las viviendas reformadas por el equipo de DmasC Arquitectos.

Los expertos en reformas aseguran que cuanto peor sea la situación del piso, más ahorro (porcentualmente hablando). ¿Recuerdas ese ahorro de 36.000 euros del que hablábamos antes? Ese dinero puede ser más que suficiente para arreglar de forma íntegra un piso de 100 metros cuadrados. Y cuando decimos íntegra nos referimos a muebles, cocina y baños prácticamente nuevos, limpieza de paredes…

La ubicación perfecta

Normalmente, las viviendas de nueva planta están ubicadas en zonas de la periferia alejadas de la mayoría de centros de trabajo. Por otra parte, los pisos a reformar son viviendas situadas más cerca del centro de las ciudades, debido a su antigüedad. Esto te permitirá tener beneficios añadidos, como la cercanía a los centros de trabajo, escuelas, conexiones de transporte…

También te permitirá plantearte, en algún momento, convertir tu piso en una vivienda de uso turístico, ya que las ubicaciones céntricas están muy demandadas.

¿En quién confiar para reformar mi piso?

Tanto si has comprado un piso a reformar, como si te planteas hacerlo, puedes contar con DmasC Arquitectos. Nuestro equipo, especializado en la gestión y el análisis inmobiliarios, te asesorará en todo momento. Si necesitas a alguien de confianza para llevar a cabo tu reforma, puedes contar con nosotros. ¿No quieres problemas? Con nuestro servicio de reforma llave en mano, no tienes que preocuparte por nada. Nos das las llaves y nosotros gestionamos todo lo necesario, para entregártelo totalmente reformado.

¿Quieres que hablemos? Ponte en contacto con nosotros mediante nuestro formulario o llámanos al 695 16 67 49 para que podamos asesorarte. Te daremos una solución personalizada y la mejor oferta para reformar tu piso.