TOP 6 revestimientos para baños

Revestimiento de un baño con baldosa hidráulica

Si quieres darle un aire diferente a tu baño, necesitas conocer los distintos revestimientos para baños. A continuación, te contamos cuáles son los principales y sus ventajas e inconvenientes.

Los mejores revestimientos para baños

Para lograr los mejores resultados, necesitas optar por materiales que tengan unas especificaciones técnicas apropiadas para tu vivienda.

Relacionado: Las 7 preguntas que debes hacerte al reformar tu baño.

Normalmente, dos características clave son la resistencia y la durabilidad. Por ello, es importante que conozcas las características al elegir los revestimientos para baños:

1)   Cerámica

En el caso de los revestimientos cerámicos, estamos posiblemente ante la opción más económica y más utilizada, dado que la encontramos disponible en distintos colores, formas o tamaños.

No obstante, no se recomienda usar baldosas con una resistencia menor a PEI 3 y algunas necesitan tratamiento anti-deslizante.

2)   Porcelanato

Este tipo de revestimientos son tendencia y especialmente atractivas, dado que son similares a las maderas o a las piedras naturales.

Son resistentes, menos resbaladizos que las cerámicas y también absorben menos el agua. Aún así, la parte mala es que el precio es generalmente más alto que otros.

3)   Ladrillos hidráulicos

Los ladrillos hidráulicos son atractivos y están muy de moda. Son exclusivos y resultan favorecedores en estancias rústicas.

Pero también pueden dar lugar a un ambiente contemporáneo. Lo malo, es que al ser fabricados artesanalmente, requieren de cuidados especiales y no salen tan económicos como otros.

4)   Mosaicos

Otra de las opciones disponibles en cuanto a revestimientos para baños, son los mosaicos. También tenemos distintas opciones para elegir y permiten todo tipo de configuraciones: metal, vidrio, piedras, plástico, etc.

La parte mala es que pueden sufrir un desgaste dada su baja resistencia al impacto.

5)   Vinílicos

En cuanto a los revestimientos para baños vinílicos, son muy atractivos, porque al ser de policloruro de vinilo (PVC) resultan fáciles de limpiar y también son resistentes al agua. Claro que, a veces son algo frágiles en el sentido de que pueden decolorarse si les da el sol directo.

6)   Piedras

Tampoco podían faltar las piedras como revestimiento para baños. Y es que estamos ante un material clásico que se lleva siempre y que aporta sostificación.

Además, lo encontramos en distintos tipos como mármol, granito, caliza, pizarra, etc. La parte menos buena es que requieren de unos ciertos cuidados y resultan costosos. Aún así, el resultado es muy elegante y fino.

Estos son, sin lugar a dudas, los principales revestimientos para baño.

¿Con cuál de estos revestimientos para baño te quedas? ¿Te ayudamos a elegir?