La importancia de la seguridad en el hogar tras una reforma integral

Seguridad en vivienda

Una reforma integral puede suponer un alto coste. Si bien es cierto que el valor de la vivienda se ve incrementado con este tipo de reformas, lo cierto es que el aumento de la seguridad es una de razones de que la gente realice este tipo de reformas.

Pero, pese a hacer este tipo de reformas y aumentar el valor y la seguridad de nuestra vivienda, no llevamos a cabo ninguna medida extra de seguridad y protección de nuestra casa tras esta reforma.

Seguro de hogar tras reforma, ¿es necesario?

Si bien en España no es obligatorio contratar un seguro del hogar, lo cierto es que proporciona una gran tranquilidad por si ocurre algún problema.

Si es cierto que, bajo determinadas circunstancias como puede ser una hipoteca, las entidades bancarias pueden obligar a algunas coberturas como puede ser un seguro anti incendios y sobre el contenido.

El fin último de un seguro del hogar es asegurar (valga la redundancia) el valor de la vivienda. En relación con dicho valor, el coste del seguro (prima) varía, a mayor valor, mayor prima.

Tras una reforma integral, como hemos dicho, el valor de tu vivienda va a aumentar. Si nos centramos en el continente, éste sería el coste de volver a construir las paredes, techos, pavimentos… hasta dejarlo igual a lo que estaba antes de algún siniestro grave.

Sin embargo, en una reforma integral no sólo se arreglan estos aspectos, lo cierto que también solemos cambiar el contenido de la vivienda.

Como hemos dicho, al aumentar el valor de tu vivienda, es probable que aumente tu prima. Es importante que, tras la reforma, no infravalores tu vivienda para pagar menos prima.

Imagínate que sucede cualquier cosa (incendio) y por haber ahorrar en la prima, no estamos totalmente cubierto y perdemos todo lo conseguido tras la reforma.

Si bien es cierto que un seguro nos da tranquilidad por si se da algún siniestro, lo cierto es que es igual de importante antes o después de la reforma.

Sin embargo, también es cierto que, después de habernos gastado el dinero en la reforma, no nos gustaría que esa inversión quedara vacía por no disponer de un seguro del hogar.

Alarma para vivienda y otros sistemas de seguridad

Como hemos comentado, el seguro del hogar nos da tranquilidad una vez que ha ocurrido un siniestro, permitiéndonos (económicamente hablando) volver a disponer de nuestra vivienda como estaba antes del incidente.

Sin embargo, existen otros sistemas que permiten evitar, en mayor o menor medida, un siniestro que pueda provocar graves problemas a nuestra vivienda.

Uno de estos sistemas, y de los más utilizados, son las alarmas. Los sistemas de alarmas advierten de un intento de entrada no autorizada en nuestra casa, evitando problemas como los robos (y los destrozos que se suelen derivar de ellos).

Disponen de un triple sistema de seguridad:

  • Disuadir al intruso de entrar.
  • Sirenas que asustan al intruso y hacen que huya.
  • Grabaciones que se pueden usar como prueba y para identificación.

Otro de los sistemas son los sistemas de videovigilancia, que se suelen instalar juntos a las alarmas. Estos sistemas permiten ver qué ocurren en nuestra vivienda en directo.

Los sistemas de alarmas con cámaras de vigilancia disponen de aviso instantáneo a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Pero existen más problemas que se pueden producir en una vivienda, como pueden ser las inundaciones e incendios. En este sentido existen detectores de incendio, los cuales suelen venir con sistemas de apagado.

Pero existen muchos más sistemas que aumentan la seguridad de nuestra vivienda, y todo empieza por tener unas buenas puertas y ventanas, las cuales es bueno mejorar si se realiza una reforma integral.