Segregación de vivienda: la mejor idea para tu casa en Madrid

la segregación de vivienda en madrid es una opción con mucha rentabilidad

Buena parte de las viviendas antiguas en Madrid son grandes. Su amplitud implica que estas casas cuenten con más gastos pertenecientes al mantenimiento y la comunidad de vecinos. Así, en DmasC apostamos desde hace tiempo por la segregación de vivienda. Este aspecto es esencial para maximizar los beneficios a la hora de tener un apartamento que no suelas usar como vivienda principal, y más si tiene muchos metros cuadrados.

Como sabes, el metro cuadrado en Madrid es un valor que seguro te va a reportar beneficios en caso de venderlo. El precio de los alquileres está cada vez más inflado y un número mayor de personas busca un alquiler o una vivienda vacacional en Madrid. Así, la segregación de vivienda es una buena idea para implementar los beneficios de tu otra vivienda, en caso de que esta sea grande.

¿Pero qué es la segregación de vivienda en Madrid?

Este concepto viene a ser la partición de una vivienda en varias. La fragmentación del espacio permite crear dos o más apartamentos distintos a partir de uno solo. Así, se consigue maximizar el ingreso a causa de la venta o arrendamiento de los mismos.

Es una opción muy a tener en cuenta, ya que Madrid suele tener más valor y es mejor tener dos compradores de dos viviendas de una superficie más reducida que un gran apartamento. No todo el mundo puede permitirse una gran vivienda de 150 metros cuadrados en pleno Madrid a precio de mercado. Sin embargo, mucha gente sí puede asumir el coste de un piso de 75 metros cuadrados. Y si en vez de un comprador o arrendatario tienes dos, mejor que mejor.

¿Es lo mismo segregar que dividir?

Aunque en el diccionario aparezcan como sinónimos, en el sector inmobiliario son conceptos diferentes. Mientras que la segregación consiste en una partición en dos o más espacios conservando la vivienda original, la división consiste en el fraccionamiento de la misma en varias viviendas, sin conservar la original. Así, en una segregación tendrías por ejemplo la vivienda antigua y la nueva, mientras que en la división tendrías dos viviendas nuevas.

En caso de la segregación debemos primero registrar la nueva vivienda y luego hacer el trámite para dejar patente a ojos de la Administración los cambios que hemos realizado en su arquitectura, forma y linderos.

¿Por qué debo plantearme segregar mi vivienda?

La principal ventaja es que la segregación de una vivienda en Madrid conlleva unos beneficios monetarios muy obvios. El precio de los alquileres se ha inflado y estamos en un momento donde ofrecer vivienda vacacional se convierte en el nuevo petróleo.

En DmasC también recomendamos que, en caso de herencia, te plantees esta segregación de vivienda. Una vivienda es un bien patrimonial que cuando se recibe como herencia cae pesadamente en la partida de gastos de una familia. También es posible que sea fruto de desavenencias entre los herederos de la misma. Así, aconsejamos que en estos casos acudas a nosotros para informarte mejor sobre la segregación de vivienda en Madrid.

En DmasC somos expertos en la tramitación de esos documentos y procedimientos para registrar una vivienda segregada, así como en realizar las reformas necesarias. Nuestro compromiso es tu tranquilidad, por lo que nuestros servicios son totalmente personalizados y completos, desde la primera visita hasta la firma de los trámites, pasando por la gestión en interiorismo y reformas. Disfruta de una mejora sustancial de tus apartamentos con DmasC, solo necesitas ponerte en contacto con nosotros para maximizar tus beneficios en el sector.

Imagen extraída de Freepik