Rehabilitación de vivienda: una inversión con grandes beneficios

Vivienda rehabilitada

La rehabilitación de vivienda se encuentra en auge. A medida que pasan los años, las viviendas se vuelven antiguas y requieren no solo de una reforma integral por dentro, sino también de una rehabilitación completa del propio edificio. ¿Es una buena inversión? De hecho, es una de las que más altas rentabilidades generan.

Por qué invertir en la rehabilitación de vivienda

Así que un piso cumple los 40 años, es una edad ideal para invertir en una rehabilitación. Pero, ¿y el edificio en sí? ¿Cada cuanto tiempo se debe rehabilitar? Digamos que, hay edificios que dependiendo de su estado lo hacen a los 50 años, a los 60, a los 100 años, etc. Depende mucho de la estructura, del estado y de las posibilidades.

En España, partimos de que el 40% del parque de viviendas tiene más de 40 años. Si echamos un ojo a su antigüedad, vemos que la friolera de 10 millones, requieren de una rehabilitación.

Para esta tan esperada rehabilitación, existen ayudas europeas que están destinadas específicamente a la rehabilitación de viviendas. De hecho, tal y como recoge el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se van a destinar en torno a 5.500 millones de euros en mejorar edificios los próximos años.

Gracias a estas ayudas en forma de subvenciones se prevé que puedan cubrir entre el 35% y el 100% del coste total de las obras.

¿Qué ventajas nos aporta rehabilitar una vivienda o edificio?

Principalmente:

  • Aumenta el valor de la vivienda: rehabilitar un edificio es una buena inversión porque aumenta el valor de la vivienda en torno a un 20%, dado que abundan los pisos antiguos y escasean los pisos jóvenes. Por todo ello, es por lo que necesitamos invertir en este tipo de rehabilitaciones, para que haya más oferta de vivienda en buen estado.
  • Se ahorra en la factura de la luz: es una realidad que la factura eléctrica cada vez es más alta, por lo que debemos invertir en este tipo de soluciones que nos permitan aislar y ahorrar energéticamente. Es una gran inversión en ambos aspectos.
  • Mayor confort: en una vivienda nueva siempre se tiene un mayor confort que en una antigua, dado que está bien aislada y estamos confortables térmicamente, sin humedades ni contratiempos.

Es importante destacar el ahorro energético, dado que si miramos a largo plazo, podemos ver que se puede ahorrar una cifra considerable. Por ejemplo, la aerotermia puede tener un coste de 6.000 euros para cada hogar, pero la inversión se puede recuperar en cuestión de 10 años y luego ser todo ahorro.

En cualquier caso, este tipo de trabajos de rehabilitación, deben ser vistos como una inversión, ya no solo como un gasto de conservación de la propiedad, que también lo es. El confort es importante, como también lo es que todo gasto que invirtamos en la vivienda se traduzca en mayor beneficio en el momento de la venta.

¿Planeas hacer una rehabilitación como inversión? Si necesitas ayuda con un proyecto, podemos asesorarte sin compromiso.