RF

Reforma – Vivienda Arturo Soria I

Madrid, España

La vivienda cuenta con todas las fachadas a exterior, lo que da lugar a un habitáculo con una iluminación natural muy notable. Desde que se construyó en los años 80, a penas se había reformado y a pesar de esto, el suelo de la vivienda se encontraba en muy buen estado. Además, contábamos con mobiliario preexistente con mucha identidad y personalidad. Por esta razón, al plantear la reforma integral, no se hizo una demolición completa de la vivienda, sino que se respetaron bastantes elementos originales de la vivienda, con la finalidad de potenciar y actualizar su origen.

La sensación de amplitud se enfatiza por medio de carpinterías minimalistas con marcos ocultos. Es el caso del panelado, que integra diferentes accesos y espacios de almacenaje de una forma continua, limpia y armoniosa. Además, si todas las puertas se encuentran cerradas, la estancia de salón-comedor-cocina queda completamente diferenciada la zona pública de la zona privada, de tal forma que existe una continuidad en el paramento de la envolvente de esta estancia, incluso en las zonas de armarios y puertas quedando todo en un mismo plano enrasado y homogéneo.

El suelo de madera original se restauró, acuchillándolo y pintándolo de blanco, para darle una estética acorde con el diseño deseado. La combinación de elementos vintage como las sillas del comedor, estantería o esculturas, con otros actuales con estética industrial, como las luminarias de la cocina o los taburetes, crean un ambiente ecléctico dotando a la vivienda de una nueva identidad.
La estantería de obra es uno de los elementos que se rescató y que ahora cuenta con mucho protagonismo dentro del salón. Se decidió mantener el color original y potenciarlo con pinceladas de color negro en otros elementos de la casa, siguiendo así con el hilo de la estética industrial. Las venecianas con lamas en color blanco encajan estéticamente con ese estilo y funcionalmente, permiten regular la luz, además de aportar privacidad sin renunciar a esta.

La cocina funciona como uno de los elementos protagonistas de la vivienda, generando circulaciones alrededor de ella. Se combinó un suelo hidráulico con una encimera de piedra con el lateral en cascada, alicatado tipo metro con junta en color negro en paramentos verticales y armarios en color blanco mate. Esta cocina obtuvo el reconocimiento a 2º Premio de Cosentino a cocina del año 2019.

Esta misma estética de amplitud, se lleva también al baño, pero incorporando un toque de color a la casa. El azulejo tipo metro en color azul se colocó en formato espiga y se combinó con un suelo hidráulico envejecido en tonos azules y blancos y mueble y espejo en color roble.

El estado previo de esta vivienda era el típico de las construcciones de la época, con espacios muy compartimentados y pasillos largos y oscuros. El cliente solicitó rehabilitar todo aquello que se pudiera y abandonar radicalmente la idea de pasillos.

DmasC Arquitectos

Tipo de obra

Reforma, interiorismo y amueblamiento

Fecha

Febrero 2018

Superficie

90m2

Proyecto y dirección de obra

DmasC Arquitectos

Localización

Madrid

Infografías

Araceli Rodríguez