RF

Reforma – Villas Embajada

Madrid, España

Este proyecto consistió en la reforma integral de todos los baños y cocinas de 4 villas en una Embajada de Madrid. La reforma consistía en un total de 14 baños y 4 cocinas. De las cuatro villas, tres de ellas eran prácticamente iguales y la cuarta con algunas diferencias en cuanto a distribución y geometría de las estancias. El cliente nos pidió un cambio completo de imagen, adaptándola a las tendencias actuales en interiorismo e introduciendo el dorado como requisito.

En las cocinas nos encontramos en el estadio previo con espacios separados mediante tabiques, resultando poco funcional. La primera decisión fue demoler dichos tabiques, obteniendo unas estancias muy amplias sobre las que trabajar.

En la primera de las cocinas se optó por una isla central a la que acoplamos un gran tablero de madera de roble para generar una gran mesa-barra, que, unido al uso de tonos grises claros en revestimientos y muebles, resultara una estancia que buscara convertirse en protagonista a la vez que un espacio de reunión dentro de la villa.

Para la segunda cocina se buscó un diseño más rotundo de color, obteniendo una imagen sobria y elegante, a la vez que amplia y luminosa.

Para el diseño de los baños, siete en cada villa, se optó por crear cuatro modelos en función del usuario al que estuviera destinado.

Para los dormitorios principales, se eligieron tonos más sobrios combinando grises y negros.

En los baños de los dormitorios de invitados se emplearon materiales pétreos en paredes, baldosa hidráulica en suelos y griferías y marcos de espejos lacados en negro.
Para los baños destinados a niños, se buscó un diseño alegre y dinámico, mediante paredes con formas en espiga de un color en cada baño y utilizando madera en las encimeras y espejos sobre paredes blancas para lograr estancias luminosas y agradables.
En los aseos para invitados, hemos utilizado mármoles claros con unas vetas muy marcadas, madera en las encimeras e iluminación indirecta, para conseguir estancias con sensación de amplitud a pesar de su reducido tamaño.
El estado previo contaba con cocinas desactualizadas, muy compartimentadas, techos bajos y poca iluminación que no invitaba hacer vida diaria en esas estancias. Los baños igualmente contaban con estilos muy desactualizados.