RF

Reforma – Ático Orense

Madrid, España

En la terraza de este ático situado en pleno centro de Madrid, hemos buscado evocar un ambiente de naturaleza en la ciudad, por ello, los elementos más importantes son las diferentes piedras utilizadas (porcelánicos entre ellos) y una vegetación frondosa.
La terraza la hemos organizado en varias zonas: zona de cocina, comedor y salón exterior, zona de solárium y zona de baño exterior, sauna y gimnasio. Estos espacios los pensamos como prolongación del propio espacio interior de la vivienda.
A nivel técnico, este proyecto ha sido todo un reto, ya que tanto el diseño como el interiorismo ha ido siempre estrictamente ligado al absoluto control de la sobrecarga de uso de la cubierta. La seguridad estructural, unido a que todo fuera desmontable y registrable, incluso los parterres, ha sido determinante para el diseño. La seguridad estructural, unido a que todo fuera desmontable y registrable, incluso los parterres, ha sido determinante para el diseño.
Para las pérgolas, optamos por unas bioclimáticas que aportan una estética sencilla y ligera y permiten regular el grado de iluminación y ventilación. Gracias al acristalamiento y la climatización del salón y a la estanqueidad de las pérgolas, el salón exterior se puede disfrutar durante todo el año. La vegetación, elegimos plantas con estética tropical que soportaran las condiciones exteriores del clima de Madrid.
Cabe destacar de este proyecto el estudio lumínico realizado. Gracias al empleo de la iluminación indirecta, hemos conseguido dos percepciones muy diferentes de la terraza, en función de sí es de día o de noche. Mientras que de día se ha pensado la terraza para disfrutar de las vistas privilegiadas del entorno, la noche nos descubre un ambiente en el que la vegetación toma el protagonismo, remarcando mediante la iluminación tanto los parterres como las propias plantas.

El edificio de viviendas donde se integra este proyecto es de la década de los 80. La construcción de aquella época era muy diferente a la actual y ha sido algo a tener en cuenta durante todas las fases. La cubierta del edificio es del tipo plana a la catalana, es decir, el suelo se encuentra elevado unos 50 cm respecto del forjado del edificio. Este diseño constructivo obliga a evitar los pesos puntuales y apostar por un reparto de cargas para cualquier elemento que se instale.

Por esta razón, y como curiosidad del proyecto, el nuevo suelo porcelánico se encuentra también sobreelevado un 20-30 cm sobre la cubierta, de manera que por debajo queda una gran trama de vigas de reparto, zapatas, etc.

DmasC Arquitectos

Tipo de obra

Reforma, interiorismo, amueblamiento

Fecha

Febrero 2020

Superficie

200m2

Proyecto y dirección de obra

DmasC Arquitectos

Localización

Madrid

Infografías

Araceli Rodríguez