Todo sobre el Plan Especial del Hospedaje de Madrid

Pareja haciendo turismo por las calles de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid acaba de aprobar el Plan Especial de Hospedaje que restringe las viviendas de uso turístico (VUT).

Se trata de un plan que exige la licencia como actividad terciaria de hospedaje para los alojamientos que alquilen durante más de 90 días y que además establece unas condiciones urbanísticas muy estrictas para obtener este permiso.

Nuevo Plan Especial de Hospedaje

Este plan entró en vigor el 23 de abril de 2019, momento en el que fue publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

Desde estos momentos, se les exige la licencia como actividad terciaria de hospedaje a las viviendas que se alquilan de forma temporal a través de los canales de oferta existentes para dicho tipo de alquiler.

Además, establece unas condiciones urbanísticas necesarias para obtener el permiso y será obligatorio el cambio de uso residencial a terciario.

Un plan que afecta al 95% de las viviendas de alquiler turístico de Madrid

Actualmente hay más de 10.000 viviendas de uso turístico registradas en Madrid de forma oficial.

Y este plan afecta negativamente a un 95% de ellas, que lo tendrán muy complicado para obtener el permiso como actividad de hospedaje.

¿Por qué es un porcentaje tan alto? Debido a que para tener carácter de hospedaje, se deberá tener un acceso independiente del resto de viviendas.

Algo que solo cumplirían las viviendas situadas en planta baja con acceso directo desde la calle, las viviendas situadas en el denominado Anillo 3 bajo unas condiciones específicas, las casas independientes o los chalets en las urbanizaciones.

Las restricciones del PEH

Existen además restricciones en base a la saturación de los alojamientos; el más pequeño se corresponde con los límites del distrito centro, el siguiente hacia el resto de distritos del centro histórico (Chamberí, Chamartín, Salamanca, Retiro, Arganzuela y Moncloa-Aravaca) y los barrios de almendra central (así como los distritos de Usera, Carabanchel y Latina).

Un plan que ha causado el rechazo por parte de propietarios y plataformas

Este Plan Especial del Hospedaje de Madrid tiene como principal objetivo preservar el uso residencial en toda la zona centro de Madrid, para que los propietarios dejen de convertir sus viviendas en alojamientos temporales turísticos.

De esta forma, el hospedaje se extendería hacia otras zonas de la ciudad.

Claro que esto no gusta ni a plataformas como Airbnb ni a los propietarios de los inmuebles, que sí están de acuerdo con una regulación pero no con una prohibición.

¿Por qué se ha llegado a este punto?

José Manuel Calvo, delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, ha aclarado que Madrid no tiene un problema de masificación turística.
Pero que sin embargo, es necesario actuar cuanto antes para evitar un fenómeno que termine con el turismo de calidad.

También ha señalado que en Sol hay durante todo el año dos turistas por cada residente, y que se llama “turistificación”. Señala también que puede llevar a la pérdida de identidad de lo que los vecinos quieren para Madrid.

Cómo deberá ser una vivienda turística 100% legal a partir de ahora

  • Estar comprendida en el uso de Servicios Terciarios en su clase de Hospedaje.
  • Licencia de uso de hospedaje.
  • Acceso independiente: el acceso deberá ser totalmente independiente, sin utilizar las zonas comunes del edificio residencial.

Como apunte final, cabe recordar que, además de esta licencia de actividad terciaria de hospedaje, también se deberá registrar la vivienda en la Comunidad de Madrid.