Cómo adaptar una vivienda para personas mayores

Mujer mayor sentada en el salón de su casa

A medida que se cumplen años, las necesidades cambian. Lo que era ideal cuando teníamos 30 puede ser un quebradero de cabeza con 80.

Por ello, a continuación queremos darte algunos consejos para que adaptes tu vivienda a personas mayores. ¡Empecemos!

Adapta tu hogar a las personas mayores

Con el paso de los años, es normal que las necesidades sean diferentes. Ya no se suben las escaleras tan rápido, cuesta más entrar a la ducha para darse un baño… Pero no debemos lidiar con estos problemas, porque tienen solución.

Lo ideal, es que hagamos una pequeña reforma para hacer todos estos cambios y ganar en calidad de vida y en independencia. No es un capricho, es una necesidad. Por ello, veamos cómo puedes adaptar cada estancia a las personas mayores.

Empezando por el dormitorio, es una habitación que prácticamente no necesita cambios. Lo que sí te recomendamos, es que esté en una planta baja, para no tener que subir las escaleras. También es importante que evites utilizar alfombras (para no resbalar y caerte) o, de hacerlo, que estén bien pegadas al suelo.

Siguiendo por la cocina, intenta quitar del medio todo lo que no utilices. Deja a lado las ollas demasiado grandes o pesadas, porque podrías hacerte daño al manipularla en el fuego. Tampoco tengas nada demasiado alto, dado que podría caer y hacerte daño. En definitiva, ten lo mínimo

En el caso de los baños, suele ser la parte de la casa que sí se reforma cuando se llega a una edad. Lo ideal, es cambiar la bañera por un plato de ducha, porque es más fácil bañarse y se gana en independencia y autonomía. Esto es porque las personas mayores tienen más dificultades para entrar en la bañera que en la ducha.

Si hay escaleras por alguna parte de la casa, es mejor intentar poner una rampa. En el caso de que no sea posible o se busque otro tipo de solución (si se tienen muchas plantas), podría ser interesante un ascensor para viviendas unifamiliares.

No olvidemos también que es recomendable quitar figuras, adornos y todo lo que no se necesita. No dejan de ser cosas innecesarias que crean polvo y que no hacen ningún bien a las personas mayores. Menos es más.

Por lo tanto, intenta hacer accesibles todas las partes de la vivienda en lo posible de tu presupuesto y ganarás en calidad de vida. Intenta hacerlo cuanto antes para poder disfrutarlo más. ¿Te ayudamos?