Qué permisos necesito para hacer una reforma en mi vivienda

Funcionario poniendo el sello de una reforma

¿Vas a hacer obras en casa pero no tienes claro si necesitas permisos municipales? ¡No te preocupes! En el siguiente artículo te detallamos todo:

Permisos para hacer una reforma en casa

Las reformas en viviendas están totalmente a la orden del día. Comprar pisos y reformarlos es algo que se empieza a ver mucho, porque es una forma económica de tener un piso grande y bien ubicado por menos dinero. O también como inversión para luego poner en alquiler.

Claro que, si hablamos de permisos y licencias, se nos quitan las ganas de meternos a una obra y ya no lo tomamos con tantas risas. Por ello, debes saber que podrías necesitar unas licencias que expide el Ayuntamiento.

Estas son las obras que necesitan licencia:

  • Obras de reestructuración general (ej: vaciar un edificio manteniendo la fachada)
  • Obras de reestructuración parcial (ej: instalar ascensores tras una demolición o construir unas nuevas escaleras)
  • Acondicionamiento general
  • Obras de consolidación (si hay que tocar la estructura del edificio)
  • Cambiar el uso del edificio (ej: locales por viviendas)
  • Obras que cambien la fachada
  • Obras de reconfiguración
  • Obras donde se encuentran elementos protegidos

Estos son los procedimientos que requieren de una licencia que tendrás que solicitar en el Ayuntamiento. Como ves, son reformas que más que las viviendas realizan los edificios en sí, por lo que será cuestión de la comunidad de vecinos. O decisión tuya si tienes todo el bloque.

También requieren de licencia pero por procedimiento abreviado:

  • Piscinas climatizadas o no
  • Obras para cerrar y acristalamiento de las terrazas
  • Obras de reestructuración puntual
  • Instalación de andamios en la calle

Y, por comunicación previa, deberás solicitar licencia para:

  • Pintar la fachada o cambiar las ventanas
  • Cambiar una vivienda por dentro sin tocar muros de carga ni la estructura
  • Obras exteriores como cambiar canalones
  • Obras en la cubierta

Estas son las reformas de edificios y de viviendas que requieren de algún tipo de licencia. Lo demás, podrás hacerlo sin inconvenientes. Por ejemplo: cambiar la red de electricidad, poner un nuevo baño, quitar el gotelé, lijar el parquet, pintar, etc.

Eso sí, simplemente informa a los vecinos de los posibles días de ruido para evitar inconvenientes y malas miradas en el ascensor.

En cuanto a las reformas integrales, depende de lo que toques. Pero ante la duda, visita el área correspondiente de tu Ayuntamiento y coméntale a quien esté allí tu caso para que puedas conocer las exigencias exactas de tu zona y así no tengas que preocuparte por nada.

Por supuesto, también puedes contar con la ayuda de DmasC Arquitectos para acometer tu reforma de principio a fin.

Nosotros nos encargamos de todo, desde solicitar los permisos que hagan falta hasta la gestión de la contratación de la constructora, presupuestos, diseños de interiores… lo hacemos todo para que no te preocupes de nada.