¿Es aconsejable instalar parquet en cocina y baño?

Baño con parquet y suelo de madera

El parquet es precioso. Resulta cálido, bonito, confortable… Pero, ¿es buena idea para cocinas y baños? Lo cierto, es que para estas estancias en las que estamos en contacto con el agua o puede haber humedad, es mejor optar por suelos vinílicos o laminados aptos para estas zonas en concreto. Ampliamos:

Instalar parquet en cocina y baño: ¿buena idea?

A la hora de reformar una vivienda o darle un cambio, es normal tener dudas sobre si instalar parquet en las zonas húmedas. Y aunque sí se puede hacer, hay que estudiar las distintas opciones que hay, para que se adapte al uso que le vamos a dar.

El parquet gusta mucho, por la calidez de la madera y porque da como resultado un lugar más bonito y acogedor. Pero es delicado y debemos cuidarlo, dado que puede ser complicado en estancias con humedades o donde hay caídas de agua a diario.

Aunque el parquet puede aguantar sin problemas a lo largo de todo el piso, si tenemos este mismo material en la cocina o en el baño puede durarnos menos o ponerse feo, lo cual podría ser desagradable. De hecho, hay quienes ponen una pequeña alfombra vinílica en la zona de la cocina o baldosa.

Posibilidades hay muchas, dado que se puede optar por poner parquet en toda la casa y baldosa en los baños, además de una alfombra o un trozo de baldosa en la cocina. Claro que, la opción más segura para zonas húmedas pasa por un suelo adecuado. El vinílico o PVC es muy popular.

No obstante, como alternativa a la madera, el suelo laminado guarda un importante parecido con el parquet, es más económico y hay colores verdaderamente bonitos. Es resistente y no es tan delicado, y además hay series que se pueden poner en cocinas y en baños.

 

Por lo tanto, si no quieres arriesgarte, nuestro consejo es que optes por el parquet sintético. Es ideal para no complicarse la vida e ir a lo seguro, porque además hay suelos muy buenos con garantías para muchos años. Y así puedes tener el mismo suelo por toda la casa, para dar sensación de más amplitud y para que también te resulte más fácil de combinar.

Puedes probar suelos laminados aptos para zonas de humedad o vinílicos, que son todoterreno. Depende de tu presupuesto y del diseño que te guste más. Porque aunque el parquet lo puedes usar, no es amigo de la humedad y puede darte problemas, a no ser que lo utilices con un especial cuidado.

¿Te echamos una mano? Recuerda que podemos encargarnos de tu reforma.