DmasC Arquitectos

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

Abrir un hueco para una escalera, cuándo se puede y cuándo no

5/5 - (4 votos)
¿Te interesa abrir un hueco en el techo para poner una escalera? En ese caso, nos gustaría contarte en qué casos se puede hacer y en qué casos no es posible.

Cómo abrir un hueco para poner una escalera: qué saber

Lo cierto, es que abrir un hueco para poner una escalera es útil cuando vivimos en una casa con al menos dos plantas y nos interesa ir desde una parte concreta de la vivienda hacia la de arriba, sin necesidad de subir las otras escaleras.

Es una obra especialmente popular y que siempre se ha llevado a cabo para acceder a trasteros o áticos, sobre todo en las películas americanas. Claro que, esto no es ficción, sino que ahora puedes tenerlo en tu vivienda.

Pero para poder hacer este tipo de reforma, es importante cumplir con una serie de requisitos como los que veremos a continuación:

  • Aspectos legales: lo primero que debes tener en cuenta, es desde el punto de vista de lo legal. Esto es debido a que el forjado es un elemento estructural, en el momento en el que se toca un elemento estructural se tiene que pedir un permiso de obras al ayuntamiento. En el caso de vivir en un edificio con vecinos, también hay que pedir permiso a la comunidad de vecinos, para que lo aprueben.
  • Aspectos técnicos: antes de hacer la reforma, es recomendable conocer el estado y la situación de la estructura del edificio . Se debe hacer así para asegurarse de que el hecho de abrir el hueco no presenta un riesgo.
  • Contratar los servicios de un arquitecto: el siguiente paso que debemos seguir, es contratar a un arquitecto, porque es el profesional que tiene los conocimientos necesarios para evaluar los aspectos técnicos, hacer comprobaciones y cálculos para que la obra sea segura. También estudiará y se encargará de establecer cómo irá colocada, para que optimice el espacio y sea cómoda para quien la reclama. Además, es el profesional que ayudará al cliente a obtener la licencia de obras y hacer otros trámites.

¿Se pueden saltar algunos de estos pasos?

¡Bajo ningún concepto! Si bien es cierto que hay empresas de reformas que pueden decirte que no hace falta pedir permiso, que no pasa nada y que si no lo pides todo es más rápido. Efectivamente, la obra será más rápida si te saltas los requisitos y no piensas en tu seguridad, pero puede ser muy peligroso.

En primer lugar, si no pides permiso y pasas de pagar las tasas correspondientes (si las hubiera), te puedes exponer a una multa o incluso a la paralización de la obra. También puedes enfrentarte a que un vecino denuncie, por no hablar de lo que podría ocurrir si se daña la estructura y luego existen otros problemas.

Nuestro consejo, es que lo hagas siempre siguiendo la ley. Piensa que, como mucho, serán unos meses de espera, pero es una obra que vas a disfrutar para toda la vida y desde luego que ganas en tranquilidad.

¿Te ha quedado alguna duda? Pregúntanos.