Ducha italiana: qué es, sus ventajas y por qué es tendencia

Ducha italiana diseñada en un baño recién reformado

¿Tienes en mente hacer una reforma en tu baño? En ese caso, puede que te interese conocer las duchas italianas. Son lo último en tendencias y seguro que en cuanto las conozcas vas a querer una en tu baño.

Duchas italianas: qué es y ventajas

Cada poco surgen tendencias nuevas y lo cierto es que suele costarnos resistirnos al cambio, porque cuando vemos algo en todas partes, tendemos a quererlo también. En el caso de las duchas italianas, pasa eso mismo.

¿Las conoces? Una ducha italiana le aporta un toque elegante y refinado a los baños. Es ideal para personas con movilidad reducida, dado que es cómodo para personas mayores o que tienen algún tipo de problema de movilidad, pudiendo acceder fácilmente a ellas y requieren de un escaso mantenimiento.

Pero van acompañadas de un diseño de vanguardia. Va a ras de suelo y es preciosa. Para ello, requiere de una pendiente de 3 cm, por lo que en muchos casos no se puede instalar si no hay un plato de ducha. Aunque ojo, porque con estos platos muy finos podemos conseguir el efecto italiano que tanto gusta.

¿Qué ventajas tiene apostar por ellas?

  • Son perfectas pensando en el día de mañana: para personas mayores o con problemas de movilidad reducida.
  • Estéticamente son preciosas: es una de las opciones más bonitas en cuanto a duchas, entran por los ojos y gustan mucho.
  • Es lo último que se lleva: si quieres tener un baño con lo último en tendencias, sin duda es una combinación perfecta.
  • El precio es mejor de lo que imaginas: al ir a ras de suelo o con un plato muy pequeño, el coste es muy inferior a cualquier otro tipo de ducha.
  • Apenas hay mantenimiento: olvídate de tener que limpiar el plato o la mampara, porque no suele haber plato y la mampara suele ser de media hoja. En cualquier caso, no tenemos casi mantenimiento.

Son muchas las ventajas de apostar por una ducha italiana. Es una de las reformas más solicitadas en los baños ahora mismo.

¿Por qué es una tendencia?

Las duchas italianas están de moda porque gustan mucho y por todas sus ventajas. Es un equipo perfecto. Tienes diseño, la comodidad de una ducha y esa accesibilidad que te puede hacer falta para el día de mañana.

Además, es una tendencia que parece haber venido para quedarse, por lo que sin duda la veremos muchos años.