DmasC Arquitectos

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

La despensa: qué es y cómo crear la tuya ideal

5/5 - (4 votos)
¿Eres un/a amante del minimalismo o del orden? En cualquiera de los casos necesitas tener una despensa en tu vivienda, porque puede transformar por completo tu hogar y tu confort. Te contamos qué es y cómo crear la despensa perfecta.

¿Qué es una despensa?

Antes de nada, debes saber que una despensa es ese lugar en el que guardamos cosas de fondo. Es decir, latas de conserva, rollos de papel de cocina, paquetes de pasta, etc. Todo eso que compramos al por mayor para tener siempre en casa y no andar al día.

Si te gusta tener artículos de fondo, entonces lo que necesitas es una despensa. Además, la puedes tener en tu cocina o en un pasillo.

¿Cómo crear la despensa ideal?

Lo primero que tienes que hacer es identificar la zona. Si ya tienes tu vivienda lista, puedes dedicar alguna parte de la cocina o de un armario que tengas en la entrada de tu casa o bien en el pasillo. Ahí podrás acumular artículos de fondo y cogerlos solo cuando los necesites.

En el caso de hacer una reforma, lo ideal es que coloques la despensa al lado de la nevera. Es decir, un módulo alto de almacenaje para que puedas guardar todo lo que necesites y tenerlo siempre a mano. Este tipo de módulos son ideales, porque quedan perfectamente integrados con la cocina, los tienes a mano y entran mucho más de lo que parece, sobre todo gracias a su altura (¡mejor si van hasta el techo!).

La alternativa al módulo de almacenaje de las cocinas, pasa por montar un armario empotrado en la entrada o en el pasillo de la casa, si tienes esa posibilidad. Aun siendo de fondo reducido puedes ganar espacio extra para guardar todo lo que necesites y así tener un fondo de productos en casa.

Otra opción, pasa por utilizar cualquier rincón que tengas disponible en la cocina. A veces nos queda un rincón con pared en el que no hay nada y podemos hacer una estantería a medida con fondo reducido para guardar todo apilado.

Si tienes escaleras, puedes aprovechar para hacer una despensa bajo la escalera. Es tendencia y es genial exprimir al máximo cada hueco disponible y el espacio, para que puedas tener ahí este hueco tan necesario.

Para los que no son tan amantes del minimalismo y no pueden apostar por ninguna de las vías anteriores, no pasa nada, porque sigue habiendo alternativas. Por ejemplo, crear la despensa con baldas. Las típicas baldas en color blanco y negro son tendencia para colocar objetos decorativos y cuadros, pero también las puedes poner en una esquina de la cocina para añadir botes de tus conservas.

¿Es el trastero una buena opción? Si es una vivienda muy pequeña y no hay manera de ganar espacio por ninguna parte, siempre se puede considerar. Sobre todo si es para artículos de fondo que necesitas ir a coger un par de veces al mes.

Lo ideal, si se va a hacer una reforma, es pensarlo previamente para acertar. Además, dependiendo del espacio que necesites, podrás hacerlo más grande o más pequeño, para adaptarlo siempre a tus necesidades.

¿Te ha quedado alguna duda? Pregúntanos para que podamos ayudarte a crear la despensa de tus sueños.