Convertir un local en vivienda: tendencia al alza e idea rentable

convertir un local en vivienda es ahora cada vez más demandado

Convertir un local en vivienda lleva siendo desde hace poco una tendencia al alza en el sector inmobiliario. Además de para pequeños propietarios, es una inversión muy rentable y con un retorno bastante elevado.

Convertir un local en vivienda: por qué es una gran oportunidad

El incremento continuado del precio del ladrillo ha motivado a los inversores a volver al sector inmobiliario.

Por otra parte, los constructores siguen encontrando dificultades por sacar adelante obra nueva en el centro de grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Esto también fomenta un incremento sostenido del precio del metro cuadrado habitacional.

En cuanto a los locales, estos han reducido su precio notablemente desde el comienzo de la crisis. Tanto el continuo cierre de negocios como el auge del comercio electrónico ha generado un “stock” de locales cerrados y en desuso.

Estas causas han fomentado el interés por los inversores y futuros propietarios por los locales, pero para convertirlos en viviendas. Es decir: puede salir más rentable comprar un local y convertirlo en vivienda que adquirir una vivienda.

Convertir un local en vivienda de uso turístico es el método más elegido

Ya sean antiguos propietarios o nuevos compradores, cada vez más se está optando por convertir un local en vivienda turística. Espacios urbanos como el centro de Madrid ofrecen una gran oportunidad a los propietarios, ya que ofrecen una rentabilidad alta y no necesariamente tienen que estar en calles comerciales y de alto tránsito.

Tal y como explicó el equipo de DmasC Arquitectos en El País, el propietario que busca convertir un local en una vivienda de uso turístico es un perfil muy recurrente. Esto es debido a, como decíamos, la rentabilidad que ofrece respecto a establecer un negocio.

Trámites, viabilidad y demás requisitos

Aunque es convertir un local en vivienda es un método recurrente, no basta con tapiar un escaparate y amueblarla como tal. Por supuesto, hay que pasar por una serie de trámites que dependen del área administrativa donde esté el local.

Lo que primero hay que comprobar, claro está, es si la regulación permite realizar ese cambio de finalidad. Entre los requisitos indispensables, si hablamos por ejemplo de Madrid capital, encontramos:

  • Tener una superficie útil mínima de 38 metros cuadrados, 25 si se considera estudio.
  • Que cumpla con el Código Técnico de la Edificación. Sobre todo en temas de accesibilidad, seguridad ante incendios y salubridad.
  • Tiene que estar situado en planta sobre rasante.
  • La comunidad de propietarios debe permitirlo en sus estatutos.

Por otro lado, si lo que queremos es convertir el local en una vivienda de uso turístico, deberá cumplir las especificaciones técnicas destinadas a tal fin, que son más exigentes que en caso de ser vivienda habitual.

En cualquier caso, se convierte en una travesía de largo recorrido para el propietario si no cuenta con el respaldo de un estudio de arquitectura especializado como DmasC Arquitectos. Nuestro equipo está especializado en este tipo de trámites y conversiones de local en vivienda.

Cumplimentación de documentos, planes de viabilidad, reformas y decoración… podemos encargarnos del proyecto de principio a fin para que los propietarios no se preocupen de nada.

Si tú también quieres obtener la máxima rentabilidad con la transformación de un local en vivienda, solo tienes que contactar con DmasC Arquitectos llamándonos al 695 16 67 49 o completar nuestro formulario de contacto.