DmasC Arquitectos

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

Cómo hacer un buen proyecto de interiorismo en 7 pasos

5/5 - (1 voto)

Si te apetece darle un toque diferente a la decoración de tu vivienda, a continuación te contamos cómo hacer un buen proyecto de interiorismo en cuestión de 7 pasos. De esta forma, podrás adaptar tu vivienda a tus necesidades y tener todo tal cual.

Cómo elaborar un buen proyecto de decoración de interiores en 7 pasos

Para que un proyecto de decoración de interiores funcione, es importante seguir uno a uno los pasos recomendados. Es así como se puede dar justo con lo que se necesita y hacerlo posible, porque se puede.

1- Primera toma de contacto y entrevista con el clientes

El paso número 1 es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta. Es necesario que el profesional visite la vivienda para que pueda hacerse una idea del espacio con el que va a trabajar. Asimismo, también debe tener una entrevista con el cliente, para conocer sus necesidades y el alcance del proyecto.

En la actualidad, uno de los aspectos que más se valoran es la luz natural. Por ello, se puede empezar a sentar unas bases a partir de ahí, para orientar las habitaciones correctamente.

2- Concepto del proyecto

Todo proyecto de interiorismo se basa en un determinado concepto. Se empieza a trabajar en él y se le empieza a dar forma poco a poco. Por lo que, estamos ante una fase donde el profesional busca la inspiración y le plasma sus ideas al cliente.

3- Anteproyecto

Una vez tengamos el concepto de lo que el cliente quiere más claro, ya se puede empezar a dar forma a través del anteproyecto. En este punto, ya se trabajan las distribuciones, las secciones, las perspectivas en 3D, etc. 

4- Presupuesto en detalle

Este punto es muy importante, dado que se lleva a cabo antes de ejecutar el proyecto. Lo normal, es que el cliente ya haya recibido alguna aproximación sobre el precio de lo que le podría costar todo esto.

No obstante, es aquí donde se detalla al completo y en base al presupuesto del cliente se contacta con los proveedores y se eligen los materiales pertinentes.

5- Proyecto de ejecución

Tras aprobar el presupuesto, se empieza a planificar la ejecución del proyecto de interiorismo. Se hacen los planos y se definen las fases de ejecución, que servirán como guía para los profesionales.

Esto es, los planos de la distribución actual y final, los cambios o reformas a realizar, instalaciones, muebles, iluminación, decoración, etc. Todo.

6- Ejecución del proyecto

En este punto se empieza a trabajar en la obra y el interiorista coordina a los distintos profesionales para que todo vaya viento en popa y/o solucionen cualquier impedimento que pueda surgir. Es importante que se cumplan los plazos y que se destine un tiempo extra para posibles desperfectos.

7- Decoración

La guinda del pastel llega con la última fase: la decoración. Es aquí donde se incluyen los cuadros, los espejos, los jarrones y todos esos pequeños detalles que marcarán la diferencia y que harán que la vivienda se vea espectacular. Combinando siempre funcionalidad y estética.

¿Te ha quedado alguna duda? Pregúntanos.