Biomasa en una vivienda unifamiliar: poniendo en valor el consumo sostenible

biomasa-dmasc-arquitectos

La biomasa es, según la RAE, el resultado de un proceso biológico que se usa como combustible.

Normalmente, este combustible se usa en pequeñas superficies como una vivienda unifamiliar, o para suministrar poblaciones enteras, como es el caso de Cuéllar (Segovia).

En cualquier caso, se trata de una solución interesante y renovable para calentar una casa y su agua caliente sanitaria (ACS).

Biomasa en viviendas unifamiliares: cómo funciona

El sistema de calefacción con biomasa lleva con nosotros bastante tiempo. Concretamente, desde el descubrimiento del fuego.

Cuando encendemos una chimenea, usamos biomasa (leña) para que, con su combustión, se libere energía en forma de calor. Las calderas con biomasa simplemente han optimizado el sistema hasta conseguir un método más eficiente y limpio.

El proceso que sigue se inicia con la instalación de una caldera en un espacio de la vivienda, que puede ser un sótano ventilado, por ejemplo. Una vez realizada la adecuación de la caldera y el sistema que la acompaña, se suministra con leña, pellets de madera, cáscaras de almendra…

Estos materiales, más baratos de adquirir y más limpios que el gasóleo o el gas natural, son uno de los atractivos principales de la biomasa. Aunque pueden adquirirse a proveedores, también cabe la posibilidad de suministrar la caldera con producción de biomasa propia.

Hojas, leña, astillas de poda… hay decenas de materiales vegetales que admite una caldera de biomasa y son idóneos para el consumo. Y, claro está, a coste cero si se obtienen del propio terreno de la vivienda.

Para qué sirve una caldera de biomasa

Puede tener un uso múltiple dentro de una vivienda unifamiliar.

Por un lado, sirve para la calefacción y climatización. El sistema puede ser mediante radiadores a base de agua caliente. Sin embargo, se recomienda instalar un suelo radiante en la vivienda para sacar el máximo provecho a la caldera.

Esto es porque con el suelo radiante no existen picos de demanda y el consumo es continuo, por lo que se puede evaluar cuándo será necesario adquirir nuevo combustible.

Por otra parte, al igual que hace un termo eléctrico o de butano, permite calentar agua caliente sanitaria.

Precio de instalación y mantenimiento: la biomasa en números

Depende.

La cantidad de metros cuadrados que ha de cubrir y el tipo de instalación que necesita abastecer son los dos factores clave. También influye la ubicación geográfica de la vivienda, su orientación, aislamiento de las paredes…

Hablando de precios concretos, instalar una caldera de biomasa para tu hogar te costará el doble del presupuesto que te hayan dado por una de gasóleo o gas naturalEl precio para uso doméstico de una caldera rondará entre los 3.500 € y los 5.000 €.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el coste a medio y largo plazo. La biomasa es un combustible realmente barato, se obtiene a partir de residuos forestales, agrícolas o de carpintería. Mientras tanto, otros más refinados como el gas natural o el gasóleo son cada vez más caros.

Y no hablemos de instalaciones eléctricas.

Para hablar un poco de datos, según Avebiom, el combustible de biomasa es hasta un 66% más barato que el gasóleo.

¿Merece la pena colocar una caldera de biomasa en mi vivienda?

Depende también.

La biomasa es una energía sostenible, muy eficiente y con un combustible barato. Sin embargo, necesita una inversión inicial considerable y el combustible que necesita (pellets, sacos de cáscaras, etc.) requiere espacio; como quien guarda leña.

Por otro lado, es un sistema de calefacción y ACS en zonas rurales y/o con fácil acceso a los recursos para que siga en funcionamiento. En tal caso, el consumo sería prácticamente gratuito.

Si quieres apostar por la energía renovable para tu casa pero la biomasa no te convence, puedes leer sobre el resto de energías renovables en viviendas unifamiliares en nuestro monográfico.