5 consejos para elegir entre una bañera o un plato de ducha

baera-o-ducha

A la hora de comprar o reformar una vivienda, es normal que dudes entre elegir un piso con bañera o con plato de ducha. Lo cierto, es que puede ser una decisión difícil e incluso puede enfrentar a la pareja. A continuación te damos 5 consejos que te ayudarán a tenerlo más claro.

Bañera o plato de ducha: consejos para acertar

¿Tienes niños? Bañera

La bañera es ideal si se tienen niños en casa, para darles su baño de cada noche y que disfruten bañándose y jugando con sus juguetes acuáticos preferidos. Es un momento muy bonito y que une mucho a padres y a hijos, pero que además es muy cómodo cuando son pequeños (hasta que ya se pueden duchar solos).

¿Te gustan los momentos de relax? Bañera

Para darse baños relajantes, necesitas una bañera y no te es suficiente con la ducha. Si bien es cierto que hay soluciones que hacen espuma y que son válidas para la ducha, pero no es lo mismo. En la bañera tendrás algo más cerca esa sensación de SPA y fuera estrés, te encantará.

¿Tienes poco espacio? Ducha

En el caso de que tengas un baño pequeño, es mejor poner una ducha mediana o grande que una bañera muy pequeña. Es algo que siempre suelen recomendar los expertos, porque el espacio se ve mejor, más abierto y se aprovecha más. Así que, no lo dudes, si hay poco espacio es mejor la ducha.

¿Sigues una filosofía de ahorrar agua? Ducha

En la ducha se gasta mucha menos agua que en la bañera. Tendemos a darnos duchas más rápidas y baños más largos, además, en los segundos también nos aclaramos después, por lo que al final es el baño y la ducha. Si eres eco-friendly y quieres gastar lo mínimo, elige siempre la ducha.

¿Te interesa la accesibilidad pensando en personas mayores? Ducha

Una de las reformas más frecuentes en las personas mayores, así que llega una edad, pasa por invertir en la accesibilidad y cambiar la ducha por la bañera.

También es cierto que hay jóvenes que directamente eligen la ducha para tenerla ya lista para el día de mañana. No obstante, piensa que la fontanería se debe cambiar cada 25 años y, aunque muchos decidan hacer su reforma integral a partir de los 30-40 años, es posible que termines cambiando todo tu baño antes.

Por lo tanto, es mejor que disfrutes eligiendo lo que te apetece ahora y lo que te es más práctico para los próximos años, que pensar en lo que necesitarás dentro de 40 años.

Si puedes tener ducha y bañera, mejor

Lo ideal, es tener ambas, para que puedas tener todas las necesidades cubiertas. No obstante, si lo tienes claro, ¡adelante!

De hecho, en los baños muy grandes hay una tendencia que pasa por tener ducha y bañera Aunque si tienes dos baños, siempre puedes elegir estas dos opciones y siempre saldrás ganando.

Esperamos que estos consejos te ayuden a acertar en la reforma de tu baño.